En pobreza, más de la mitad de la población de mil 840 municipios a mitad del sexenio de Peña

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En 366 municipios del país, nueve de cada 10 habitantes vivían en una situación de pobreza en 2015, y en 32 de ellos, la tasa de pobreza extrema rebasó 70%; prácticamente todos se ubicaron en los estados de Oaxaca, Chiapas, Veracruz y Guerrero.

El informe sobre pobreza a nivel municipal 2015, que publicó el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) hoy, muestra que, en solo 12 municipios del país, la tasa de pobreza fue inferior a 10% ese año: siete de ellos se ubicaron en Sonora, dos en la Ciudad de México -las delegaciones Benito Juárez y Miguel Hidalgo-, dos en Nuevo León -Melchor Ocampo y San Pedro Garza García- y uno -Abasolo- en Coahuila.

Según el Coneval, las dos terceras partes de los municipios mexicanos -mil 840 municipios- tenían más de la mitad de su población en pobreza en 2015; entre 2010 y 2015 las tasas de pobreza se mantuvieron estables o se agravaron en mil 101 municipios del país y disminuyeron en mil 345 más.

En 2015, Acapulco, Chilón -en Chiapas-, Ecatepec, Ocosingo y Chimalhuacán concentraron los mayores números de personas en pobreza extrema -422 mil, en total–, mientras que en Ecatepec, Puebla, la delegación Iztapalapa, León y Tijuana vivieron las poblaciones más grandes en situación de pobreza.

El Coneval observó concentraciones de pobreza particularmente importantes en los pueblos indígenas y en las zonas conurbadas, también conocidas como “cinturones de la miseria”.

Según la institución, 39% de los municipios que pertenecen a una zona metropolitana tenía tasas de pobreza superiores a 50% en 2015 -particularmente en el estado de México, Puebla, Tlaxcala y Veracruz-, mientras uno de cada cinco municipios con una población mayoritariamente indígena tuvo niveles de pobreza superiores a 50%.

En Chiapas, sólo la capital Tuxtla Gutiérrez tuvo niveles de pobreza inferiores a 50% y la enorme mayoría de los municipios tuvo niveles mayores a 70%, mientras que en apenas 34 municipios oaxaqueños -de los 570 que conforman la entidad-, menos de la mitad de la población era pobre.

Estados del norte del país como Coahuila o Nuevo León, viven situaciones contrarias: en el primero, solo el municipio de Escobedo tuvo más de 50% de su población en situación de pobreza, mientras que, de los 51 municipios regiomontanos, siete tenían niveles superiores a 50%.

El informe del Coneval debía publicarse el año pasado. Sin embargo, el organismo se negó a realizar la medición de la pobreza a nivel municipal, dado que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) modificó en secreto su metodología de levantamiento del ingreso de los hogares mexicanos.

Proceso

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*