Leticia Salazar fue notificada sobre 114 observaciones por un monto de mil 371 millones de pesos

La Auditoría Superior del Estado (ASE) de Tamaulipas detectó irregularidades y quebrantos por más de 3 mil 271 millones de pesos en las cuentas públicas de Matamoros, Nuevo Laredo y la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), durante los ejercicios fiscales 2015 y 2016, por lo que les dio un plazo de 15 días a los responsables de las anteriores administraciones para solventarlas.

Carlos García González, presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, detalló que en el caso de Matamoros el monto asciende a mil 371 millones de pesos y el de Nuevo Laredo a 900 millones de pesos, en tanto que el de la UAT ronda los mil millones de pesos, por omisiones en sus auditorías de los ejercicios fiscales 2015 y 2016.

El legislador advirtió que la Auditoría Superior Estatal, encabezada por Jorge Espino Ascanio, otorgó un plazo de 15 días para solventarlas y que en el caso de que no se proporcione la información solicitada puede aplicarse algún tipo de reintegro o multa administrativa.

Los ex alcaldes investigados por este presunto quebranto son Carlos Canturosas Villarreal, de Nuevo Laredo, Norma Leticia Salazar García, de Matamoros, ambos panistas, mientras que en el caso de la Universidad Autónoma de Tamaulipas la investigación se sigue contra el todavía rector, Enrique Carlos Francisco Etienne Pérez del Río.

Sin embargo, Carlos García González aclaró que los ex alcades y el rector “son inocentes hasta que se les compruebe que son culpables. Es muy probable que se trate solamente de descuidos y que una vez aclarados se justifiquen esos recursos”, manifestó.

En el caso de Matamoros, la ex alcaldesa Leticia Salazar fue notificada por personal de la ASE ayer a las 12:30 horas en su domicilio en esa frontera, donde se le informó de 114 observaciones por un monto de mil 371 millones de pesos en los ejercicios de 2014, 2015 y 2016.

Además, el Congreso del Estado rechazó diez cuentas públicas de Ayuntamientos y Comapas, sobre todo por no comprobar gastos presupuestales que ejercieron, así como por no entregar correctamente los informes financieros.

Las cuentas con que no “cuadraron” fueron las de Tula, Mainero, Cruillas, Padilla, Palmillas, San Carlos y Villagrán.

24 HORAS